Una 'heroína' entre las calles

Últimamente mi vida se desarrolla entre libros y pierdo la conciencia de mi vida. De pronto, me olvido de mi nombre y me transformo en una heroína de Jane Austin o Charles Dickens. Y camino por Cea Bermúdez, entre kioskos aún en la oscuridad y creo encontrarme en pleno Londres o tal vez en la campiña inglesa. Me imagino aventuras absurdas y un poco ridículas, como mi actitud y yo misma, supongo, y me siento bien. Resulta bastante cómico pensar que todos formamos parte de una trama de misterio o romance. El camino a pie se vuelve más entretenido. Observo las caras de los madrugadores viandantes, que como yo, se dirigen a su lugar de trabajo o de estudio, y me río al darme cuenta de que nunca imaginarían las locuras que se me pasan por la cabeza.

1 comentarios:

BiRDie dijo...

Todos formamos parte de una trama de misterio, romance o simplemente parte de una historia. Lo ùnico malo de todo es que no siempre tenemos finales felices como nos hacen creer a menudo los libros y el cine.
Imaginar historias de ese modo es genial y visitar de vez en cuando el mundo de la fantasia te ayuda a no caer en la rutina. Sòlo que a veces las dosis de realidad te dan demasiad fuerte. Cuando eso pasa, siempre nos queda la literatura. JEjejeje!!

A ver si hablamos petarda, que me dijiste que eso tardaba 10 dias y està tardando màaas!!! muaaaa